Prevención

¿Por qué es malo darles bebidas azucaradas los niños?

Viernes, Mayo 10, 2019

El consumo de gaseosas, agua saborizadas y jugos artificiales está relacionado con el riesgo de obesidad y riesgo cardiovascular tanto en niños como en adultos, lo cual se da por los componentes de estos líquidos, en su mayoría derivados del azúcar natural y del azúcar de las frutas (fructosa): jarabe de maíz alto en fructosa, por ejemplo.  Las gaseosas no aportan nutrientes de calidad, sino que predisponen a los niños a enfermedades por su alto contenido en azúcares.

La Nutricionista Infantil del Hospital de la Baxada, Luisina Iturria destaca que "Argentina es unos de los países a nivel mundial con mayor consumo de gaseosas y bebidas azucaradas con un promedio de 137 litros por persona por año". Estos azúcares tienen repercusiones importantísimas a nivel orgánico, tales como estimular la formación de grasa corporal, aumento de grasa circulante en sangre (colesterol, triglicéridos) y de la presión arterial, además de disminuir los niveles del colesterol/ HDL (protector del corazón) incluso en niños. 

 

¿Cuánto es el contenido de azúcar que deben consumir los niños?

El primer error es creer que los niños necesitan  azúcar adicional. Es por eso que,  según la Organización Mundial de la Salud (OMS), una ingesta recomendada y moderada de azúcar debe representar el equivalente al 10 por ciento del total de energía (kilocalorías) consumida. En el caso de niños en edad preescolar con una dieta de 1.500 calorías sería de 37 gramos, lo que equivale a 7 cucharaditas por día. Esto quiere decir que una botella de gaseosa de 600ml aporta casi el doble de lo que debería consumir un niño a lo largo del día.

¿Qué ocurre si un niño consume más azúcar de lo que debería?

Favorece la aparición de sobrepeso y obesidad infantil, que a su vez es un grave factor de riesgo para desarrollar diabetes,  enfermedades cardiovasculares, hipertensión y triglicéridos altos.

Asimismo favorece la aparición de caries, ya que los azúcares que contienen se degradan fácilmente y se convierten en compuestos que aumentan la acidez de la cavidad bucal volviéndola más propensa a que se formen.

Respecto de salud ósea debemos considerar la adición de ácido fosfórico como antioxidante en las bebidas colas. Independiente del contenido de azúcar, esta sustancia aumenta el nivel de fósforo en la sangre y estimula la salida de calcio del hueso, contribuyendo a una temprana desmineralización (debilitación del hueso).

Es recomendable acostumbrar a los niños a hidratarse con agua desde pequeños, ya que contiene amplios beneficios por ser un líquido totalmente neutro que no altera acidez bucal ni gástrica, no contiene aditivos que favorezcan a la desmineralización del hueso, no estimula la formación de grasa ni promueve el aumento de peso, ayuda a mantener los riñones sanos y, lo más importante, los mantiene hidratados y saludables.

Iturria insiste en que "el agua es un nutriente crucial para nuestra vida, y su baja ingesta y/o reemplazo por otras bebidas aparece asociada no solo con la deshidratación, sino también con numerosas enfermedades crónicas" y aporta recomendaciones para fomentar la hidratación saludable en los niños.

 

Recomendaciones para una hidratación saludable desde la niñez

  1. Comenzar el día con un vaso de agua: agregar un vaso de agua al desayuno es una buena práctica para comenzar el día bien hidratado.
  2. No esperar a que el chico tenga sed: en la escuela y en casa debemos asegurarnos de que beba suficiente agua a lo largo del día.
  3. Poner siempre una jarra de agua en la mesa: enseñar a los chicos a preferir el agua, sobre todo al comer.
  4. Como adulto, dar el ejemplo: no se olvide de la importancia de la imitación.
  5. Prevenir la deshidratación en el deporte: beber agua antes, durante y después de hacer deportes es importante para tener un buen rendimiento.
  6. Facilitar el acceso al agua en la escuela: un libre acceso al agua puede tener efectos positivos en el rendimiento cognitivo de los niños y su estado de vitalidad.
  7. Mantener una fuente de agua cerca cuando están activos: (plazas, juegos, cumpleaños), en épocas de calor o cuando se encuentran en ambientes climatizados, recordar que la calefacción y el aire acondicionado aumentan las perdidas insensibles de agua corporal.
  8. Prevenir las caries: tomar agua ayuda a prevenir las caries porque esta bebida no ataca la estructura del esmalte dental.
  9. Recordar que siempre el agua es la mejor opción: se recomienda limitar el consumo de bebidas azucaradas y no endulzar en exceso las infusiones.
  10. Mirar el color de la orina: es un test simple de realizar; si el color es claro y transparente el niño está bien hidratado.

 

Novedades Relacionadas

Prevención

El 7 y el 8 de agosto de 12 a 16 horas el Servicio de Odontología del Hospital estará dedicado a realizar controles de prevención relacionados al cáncer bucal en el marco de la campaña "Sacale la lengua al cáncer”

Prevención

Las personas que dejan de fumar mejoran su calidad de vida y disminuyen los riesgos de morir por enfermedades relacionadas con el tabaco.El Programa de Cesación Tabáquica está conformado por un equipo multidisciplinario en el cual intervienen los servicios de Cardiología, Medicina General, Kinesiología, Psicología y Nutrición. Es libre y abierto.

Prevención

La detección temprana de melanoma y el seguimiento riguroso de cada caso son importantes para comenzar los tratamientos adecuados. Las radiaciones ultravioleta, y en particular las solares, son carcinógenas para el ser humano y provocan todos los principales tipos de cáncer de piel, como el carcinoma basocelular, el carcinoma espinocelular y el melanoma.